Ídolos rotos

Manuel Díaz Rodríguez

Alberto, hijo favorito de una familia pudiente, ha regresado a Caracas después de cinco años en París. Se le espera con la expectativa de verlo triunfar y prolongar el éxito y la fortuna de los Soria. Pero el ingeniero que viajó a completar su formación ha vuelto convertido en un artista que no tiene interés en los negocios familiares. Viene de vivir en la despreocupación que le permitía el dinero de su padre, alejado de la universidad donde se suponía que debía estudiar e interesado solo en asuntos estéticos e intelectuales. Y sueña con prolongar esa vida y sembrar los valores de la “verdadera cultura” en su ciudad natal. Pero pronto chocará con una sociedad a la que no le importan su talento y sus ideas de avanzada. Predominan el arribismo, la hipocresía, el clientelismo, la frivolidad, la adulación del caudillo de turno.

Alberto reaccionará contra todo eso, solo que su actitud crítica y su talante vanguardista en el fondo son síntomas de una gran inconformidad con un mundo que él considera inferior, indigno de mejor suerte, y cuando la situación política se hace crítica y los valores que él defiende se ven más amenazados, no hace nada para encarar los hechos.  A fin de cuentas, es uno de esos “caracteres incompletos débiles o enfermizos” que no terminan de comprometerse; creyendo estar por encima de todo, termina siendo insincero con su familia, su novia, su amante e incluso con sus adversarios. Ese será un asunto de peso de su drama, que tiene como escenario la Caracas que antes amaba y ahora desprecia porque luce minúscula y pueblerina frente a París.

Manuel Díaz Rodríguez Escritor, médico, periodista, político y diplomático nacido en Caracas en 1871. Próspero hacendado, fue vicerrector de la UCV, director de Educación Superior y de Bellas Artes, ministro de Relaciones Exteriores, senador, ministro de Fomento, embajador en Italia, director de un periódico; presidente del estado Nueva Esparta y del estado Sucre. Su obra literaria es amplia y se inicia con Sensaciones de viaje (1896). Es autor también de Confidencias de Psiquis (1897), De mis romerías (1898), Cuentos de color (1899) y Sangre patricia (1902), entre otros libros.

Manuel Díaz Rodríguez
Ídolos rotos
Colección Bicentenario Carabobo 99
ISBN 978-980-440-080-3
258 pp.

Ídolos rotos

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.